Árbol de té

MENTIRA: EL ÁRBOL DE TÉ HACE CRECER LAS MAMAS EN NIÑOS

Aclaremos la mentira de que el aceite esencial de árbol de té puede hacer crecer las mamas en los ninos, al igual que el aceite esencial de lavanda.

Son muchas las mamás que me preguntan si es cierto que el aceite esencial de árbol de té o el aceite esencial lavanda puede hacer crecer las mamas de los niños, y desde ahora mismo os puedo asegurar que los podéis usar con total tranquilidad, que los aceites esenciales NO tienen efectos secundarios si son 100% puros y de grado terapéutico.

Si estas son las primeras noticias que tienes al respecto de este tema, te hago un poco de recopilación de la información:

En el año 2007 se realizó un estudio y se publicaron varios artículos en prensa tras detectarse 2 casos de ginecomastia,  que es una afección que se da en los hombres jóvenes que desarrollan tejido mamario, en dos niños cuyos champús contenía aceite esencial de árbol de té.

Después, en el 2013, otro estudio pareció encontrar cierta vinculación de este aceite esencial con el efecto sobre los estrógenos de los menores.

Por último, un artículo de la  BBC News  publicado a principios de 2018 fue motivo de preocupación para muchas familias por los posibles efectos estrogénicos de los aceites esenciales de árbol de té y lavanda. Los periodistas que publicaron el artículo revisaron estudios de casos de seis niños pequeños en total y diagnosticados con ginecomastia. Estos seis niños desarrollaron tejido extra en los senos antes de llegar a la pubertad, lo cual fue motivo de preocupación, además, todos  estos niños habían estado expuestos al aceite esencial de lavanda o con aceite esencial del árbol del té. En la primera revisión de tres de los casos, los autores confirmaron que la eliminación de la sustancia de la exposición de los niños resultó en una reversión de su condición. El segundo grupo de estudio no estaba claro si se eliminó o no la sustancia o si se revirtió la condición. (Mirar aquí y  aquí )

Otra revisión sobre estos dos aceites esenciales demostró que parecen actuar como estrógenos cuando se usan en laboratorio en estudios in vitro. (La info aquí )

Esto puede parecer una evidencia convincente para decir que el aceite esencial de lavanda y/o el aceite esencial de árbol de té podrían causar una actividad similar al estrógeno en los hombres. Sin embargo, estos estudios de estos casos y los resultados del laboratorio no son suficientes para brindar una prueba científica.

De hecho, otras evidencias apuntan justo en la dirección opuesta:

Una evaluación de riesgo en el aceite esencial de árbol de té demostró que mientras ciertos compuestos en el aceite esencial tienen cualidades estrogénicas in vitro, esos no son los compuestos que son “biodisponibles”, es decir, los absorbidos por la piel. ( La evaluación aquí )

Ningún estudio en humanos ha registrado efectos secundarios estrogénicos del aceite esencial de árbol de té cuando este es absorbido por la piel y los compuestos activos penetran en el cuerpo. ( La info aquí)

La única instancia, aunque muy leve, de aceites esenciales de lavanda y de árbol de té que actúan definitivamente de forma estrogénica en humanos es en un estudio que se hizo con mujeres con hirsutismo idiopático leve (crecimiento del vello con un patrón masculino), en el que los aceites esenciales parecían ser un poco eficaces para reducir el crecimiento de este vello y no se reportaron otras reacciones. ( El estudio aquí )

Sin embargo, otros intentos de replicar las supuestas acciones similares al estrógeno del aceite esencial de lavanda han fracasado cuando se han hecho en animales. ( Info aquí )

La conclusión es que después de revisar estos hallazgos, se ha llegado a la conclusión de que estos estudios de caso y su descripción en los medios informan de algo que simplemente no se puede probar. (Mirar aquí y  aquí )

Las estrechas relaciones de los niños en cada uno de los informes de estudios de casos separados, sugieren que puede haber otra causa subyacente en los productos que parecían causar ginecomastia en estos sujetos. Más de un autor ha sugerido que la causa puede ser una posible respuesta tóxica a los pesticidas u otros productos químicos que alteran las hormonas, ya que ninguno de los aceites esenciales en cuestión era orgánico, y los productos considerados responsables no fueron evaluados para buscar otras posibles toxinas como estas. ( La info aquí )

Básicamente, parece poco probable que estos incidentes aislados fueran el resultado de aceites esenciales que se han usado de manera segura durante décadas, teniendo en cuenta que los aceites esenciales usados en estos productos no eran ecológicos y posiblemente tienen pesticidas tóxicos. Además, también  se señala que el contenedor de plástico donde iba este producto esté compuesto por partículas tóxicas que reaccionaron con los aceites esenciales son orgánicos que también contenían compuestos tóxicos por los pesticidas.

Sin embargo, si notas reacciones similares a los estrógenos en niños pequeños, siempre debes consultar a tu médico en caso de que esto apunte hacía algo más serio.

Mi opinión personal como experta en el uso de aceites esenciales en niños, bebés y embarazadas:

  • Que es seguro usar aceites esenciales en niños y en niñas siempre diluidos y con las precauciones que hay que tener.
  • Que jamás utilizaría aceites esenciales con mis hijas si no sé de dónde vienen y dónde han sido cultivados, asegurándome así de que son ecológicos y puros 100%.
  • Que hay que tener mucho cuidado con qué tipo de productos cosméticos utilizamos con nuestra familia y aplicamos en la piel.
  • Los aceites esenciales siempre tienen que ir en botellas de cristal opaca, y si van añadidos a cualquier cosmético, los botes de plástico tienen que ser de un plástico especial para que no reaccionen con los aceites esenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *