Acerca de mí

Me llamo Mª Ángeles (“ma” para los amigos) y tengo tres hijas Anna, Abril y Lea. Estudié filología inglesa, pero al cabo de los años también estudié pastelería porque me apasiona el mundo de la repostería. Mientras estudiaba pastelería el profesor siempre nos decía que el mejor postre era la fruta fresca, algo dentro de mi cabeza empezó a dar vueltas y cada vez era más consciente de que la cantidad de azúcar y de harina que hacía falta para hacer pasteles era demasiado, así que comencé a leer mucho sobre nutrición y sobre cómo evitar toda esta comida que no es beneficiosa para nuestra salud. Mis cambios hacia una vida más natural y sin tóxicos fue poco a poco, primero empecé a comprar champús ecológicos, comida ecológica y aceite de árbol de té para tratar los piojos de mis hijas.

Estaba en medio de todo este cambio de estilo de vida (y con el cual sigo) cuando una amiga de Estados Unidos se quedó en casa un fin de semana de noviembre de 2013. Yo siempre había sufrido de dolores de cabeza, desde bien pequeña, para aliviarlo ya me tenía que tomar algo fuerte porque cada vez iba a peor. Esta amiga me dijo que me pusiera aceite esencial de menta en las sienes y debajo del cuello. En cuestión 5 minutos el dolor de cabeza desapareció, ¡no me lo podía creer!

La misma noche Anna, mi hija mayor, comenzaba con los síntomas de un resfriado y le pusimos R.C. en el pecho (una mezcla de aceites esenciales que ya viene preparada y que es específica para todo lo relacionado con resfriados. ¡Pues a la mañana siguiente la niña como una rosa!

No me lo podía creer. Ese mismo fin de semana le dije a mi amiga que no solo quería comprar aceites esenciales para mí sino que me quería dedicar a ello y los quería distribuir en España porque funcionaban de verdad.

Después de un tiempo también comencé a estudiar aromaterapia y actualmente estoy estudiando el máster de aromatologia y aromaterapia moderna.

La verdad es que en España sabemos muy poco sobre los aceites esenciales y menos sobre los que son de grado terapéutico. Pero creo que poco a poco vamos descubriendo el mundo de los aceites esenciales. Para mí, la marca Young Living son los ideales para usar con mi familia porque son 100% puros (no tienen nada añadido y por eso no tienen fecha de caducidad en la etiqueta), no tienen pesticidas y consigo los resultados que busco y evito tener que utilizar un montón de medicamentos y productos tóxicos.

firma-ma